Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 3:41 am.
Mejores posteadores
Ian (212)
 
Sara O'lund (198)
 
Collin Dawson (159)
 
Admin (153)
 
La Dama Gris (147)
 
Johan Britt (145)
 
Rebecca Warwick (135)
 
Eleanor Fairfax (134)
 
Himala (131)
 
Zodiak L. Overstorm (131)
 

Últimos temas
» Galeria de personajes~
Jue Nov 08, 2012 12:20 pm por bebexito emoxito

» Di lo que quieras
Jue Nov 08, 2012 12:10 pm por bebexito emoxito

» Registro de avatares. Apunta el avatar de tu personaje aquí.
Jue Nov 08, 2012 11:33 am por bebexito emoxito

» Carpe Retractum // Foro de Hp - tercera generación
Jue Ago 02, 2012 3:55 pm por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Vie Jul 20, 2012 10:55 am por Invitado

» Little Hangleton {Foro Necesita Ayuda Urgente}NormAl
Miér Jul 18, 2012 4:27 am por Invitado

» Alex Wells
Dom Jul 15, 2012 7:44 pm por Alex Wells

» Oesed afiliación elite, pj libres!
Dom Jul 15, 2012 6:15 pm por Invitado

» Sara Wells
Dom Jul 15, 2012 5:52 pm por Sara Wells


Image and video hosting by TinyPic

Creative Commons License
Diseño de imagenes by Amo, Shanie and Paw
Trama, eventos and reglas by Nana, Paw, Killia and Shanie
HTML by Shanie
El mundo de Harry Potter le pertenece a J.K Rowlling, nosotr@s somos simplemente unas fans de la saga reproduciendo su mundo. El foro no es con fines de lucro.

Lumus Maxima está protegido bajó Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Es normal temerle a lo desconocido.

Ir abajo

Es normal temerle a lo desconocido.

Mensaje por Gael Botton el Lun Abr 09, 2012 2:51 am

Él no debía estar ahí. Miró asustado a su madre, pero la emoción en sus ojos era inconfundible. No podía creer que aquello fuese real. Por un momento se pellizcó la piel para finalmente darse cuenta de que no, efectivamente, ese no era un sueño. De verdad había atravesado aquella pared, de verdad veía a más chicos como él, con animales, jaulas, lechuzas, sapos, ratas, y gatos. –Rex… no tengas miedo- susurró a su gato, el cual iba encaramado en sus brazos mientras Gael miraba con expectación absolutamente todo. Aún con eso, notó una tensión extraña en el ambiente. En realidad, pretendió ignorar dicha tensión, no hacía preguntas, prefería guardárselas para cuando llegara a ese misterioso colegio.

Su hermana se había quedado en casa, ajena a todo, ignorante de a donde iría en realidad su hermano mayor; probablemente celosa, pensando que el lugar al que el enviaban era muy caro. Gael no quería ir, deseaba tanto quedarse en casa ayudando a su padre en el negocio, cortando césped, arrancando malas hierbas para aligerarle un poco la carga… pero era imposible. Debía asistir a ese lugar, donde agitaría ese palito que al parecer hacía magia.

-¿Papá? Sé que no podré enviarte lechuzas… pero si encuentro la manera, te enviaré una carta tan pronto llegue- prometió. Había escuchado que las lechuzas eran el medio que los magos usaban para comunicarse. Eso le hacía gracias, pero no sabía que tan bien se lo tomaría Candy cuando una de esas aterrizara en su desayuno. De cualquier forma, él tenía claro que probablemente comunicarse con sus padres sería prácticamente imposible, así que no insistió en el tema. –Gael, si quieres regresar a casa, no dudes que nosotros haremos que regreses… pero recuerda que esta es una gran oportunidad- Su madre, Holly, le miraba con ternura, orgullosa de tener un niño especial como él. Un niño lleno de magia. –Si mamá, lo sé…- Gael miró a sus padres y no pudiéndose contener, los abrazó, hundiendo la cabeza en el estomago de Holly. No quería llorar y asustar a sus padres, así que al separarse les dio la espalda casi de inmediato.

No quería separarse. Les miró de reojo y subió al tren. –Adiós papá, adiós mamá…- susurró con una sonrisa en los labios. Cuanto deseaba que fuera un sueño. El tren comenzó a avanzar y él se pegó a la ventana despidiéndose de ellos. Se sentía como un niño de kínder, quería bajarse, saltar, y abrazarse a las faldas de su madre y volver a casa junto a la fastidiosa de Candy, pero no lo hizo. En lugar de eso se encontró con un rostro familiar. Sorprendido contuvo el aliento -¿Johan?- el ojiazul le miró con una sonrisa y ambos se dirigieron juntos a un compartimiento ¿Qué probabilidades existían de que tu mejor amigo estuviera en el mismo tren que tú, en camino a los desconocido? Valla, la suerte le sonreía. Quizás ese año, su primer año, sería bueno.
avatar
Gael Botton
Ravenclaw
Ravenclaw

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 31/03/2012
Empleo /Ocio : 7mo curso / Golpeador de Ravenclaw

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.