Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 44 el Miér Jul 19, 2017 3:41 am.
Mejores posteadores
Ian (212)
 
Sara O'lund (198)
 
Collin Dawson (159)
 
Admin (153)
 
La Dama Gris (147)
 
Johan Britt (145)
 
Rebecca Warwick (135)
 
Eleanor Fairfax (134)
 
Himala (131)
 
Zodiak L. Overstorm (131)
 

Últimos temas
» Galeria de personajes~
Jue Nov 08, 2012 12:20 pm por bebexito emoxito

» Di lo que quieras
Jue Nov 08, 2012 12:10 pm por bebexito emoxito

» Registro de avatares. Apunta el avatar de tu personaje aquí.
Jue Nov 08, 2012 11:33 am por bebexito emoxito

» Carpe Retractum // Foro de Hp - tercera generación
Jue Ago 02, 2012 3:55 pm por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Vie Jul 20, 2012 10:55 am por Invitado

» Little Hangleton {Foro Necesita Ayuda Urgente}NormAl
Miér Jul 18, 2012 4:27 am por Invitado

» Alex Wells
Dom Jul 15, 2012 7:44 pm por Alex Wells

» Oesed afiliación elite, pj libres!
Dom Jul 15, 2012 6:15 pm por Invitado

» Sara Wells
Dom Jul 15, 2012 5:52 pm por Sara Wells


Image and video hosting by TinyPic

Creative Commons License
Diseño de imagenes by Amo, Shanie and Paw
Trama, eventos and reglas by Nana, Paw, Killia and Shanie
HTML by Shanie
El mundo de Harry Potter le pertenece a J.K Rowlling, nosotr@s somos simplemente unas fans de la saga reproduciendo su mundo. El foro no es con fines de lucro.

Lumus Maxima está protegido bajó Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Mi puerta se abre hacia afuera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Rebecca Warwick el Sáb Abr 07, 2012 12:22 pm

La relación entre Sara y Rebecca era una simbiótica. Más que nada su relación funcionaba en los términos de ‘te soporto, por lo tanto podemos estar en una misma habitación por más de 10 minutos’. Lo mejor de todo es que con el estigma de la “enfermedad” de Sara, Becca podía asegurar un vagón privado en el tren de Hogwarts. La castaña sólo tenía que decir: “O’Lund también está aquí y vendrá cuando se terminen sus rondas” cada vez que aparecía un incauto que quería sentarse con ella. La mentira funcionaba de maravilla, al menos con los de segundo año en adelante. Con los de primero podía darse el lujo de ser cruel y simplemente negarles la entrada. La cereza que coronaba todo el asunto era que Sara nunca había tenido la necesidad de sentarse con ella; la prefecta era extremadamente perfeccionista y no dejaba de patrullar el tren hasta que llegaran a su destino.

Aquel viaje, el penúltimo en su vida, debía de ser igual que los anteriores. Rebecca se había quitado los zapatos y tenía los pies, calzados ahora por sus medias negras, sobre el asiento de enfrente a la vez que leía El Profeta. La puerta del vagón se abrió y la castaña dirigió una mirada exasperada de soslayo, esperando encontrar a un estudiante. En cambio vio a alguien que nunca había visto anteriormente.

En vez de sentir un poco de vergüenza y de bajar los pies para adoptar una posición más adecuada, Rebecca permaneció igual como la habían encontrado. -¿Estás perdido?- Preguntó de forma brusca, porque la verdad que no le parecía a nadie de la escuela.
avatar
Rebecca Warwick
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 135
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Kirill Lebedev el Sáb Abr 07, 2012 11:45 pm

Sabía que iba ser difícil. Por fortuna no era el único que no conocía a nadie en el vagón, lo malo era que si era el único mayor, los que apenas iban entrar se veían tiernos buscando algún vagón en donde colocarse y presentándose entre sí, el ni lo intentaba por miedo a quedar en ridículo con su torpe ingles y acento extranjero.

Mejor se dedico a buscar un camarote vació y encerrarse en su mundo musical lo que le durara la pila de sus discman. Llevaba sus audífonos grandes de diadema puestos, con la música a todo volumen, perfecta escusa para hacer como que no escuchaba cuando le hablaban al pasar... claro que esto le daba la imagen de un engreído, pero no le importaba pues no estaba tan alejado de la realidad.

"Life is a waterfall. We're one in the river and one again after the fall." cantaba el vocalista de Sistem of the Down. Todos los camarotes estaban ocupados, estaba a punto de rendirse cuando encontró uno en el que había una chica leyendo un periódico de lo más cómoda posible, se pregunto en ese instante que había hecho para gozar de un camarote solo, cuando alcanzó a escuchar su pregunta... nunca había tenido problemas para escuchar encima de su música, su oido era envidiable. "Swimming through the void. We herad the word. We lose ourselves, but we find it all.."

-No.- respondió en una silaba, así no se notaba su acentó. No se quito los audifonos al entrar al lugar, cerrarlo detrás de él y sentarse en un espacio sin decir nada más.


Aerials
avatar
Kirill Lebedev
Ravenclaw
Ravenclaw

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 05/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso/Golpeador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Rebecca Warwick el Dom Abr 08, 2012 10:20 am

Por primera vez en mucho tiempo Becca sintió que estaban invadiendo su espacio. Con la mirada siguió cada movimiento del invasor hasta que éste se puso cómodo, como si tuviera algún derecho de encontrarse ahí. Con ella. La chica chasqueó su lengua en señal de reproche, pero luego notó que el otro tenía uno de esos aparatos muggle para escuchar música y tal vez no iba a escuchar el sútil sonido que había hecho. -Definitivamente alguien nuevo.- Se dijo para sus adentros. Quién sino andaría con uno de esos aparatos rumbo a Hogwarts a sabiendas que tan pronto llegaran a Hogsmeade las hondas del lugar arruinarían los circuitos de tal forma que sería imposible utilizar el discman durante su estadía en el lugar.

Pero la pregunta ahora era cómo lo sacaría y recuperaría la privacidad de su vagón reservado a bases de mentiras. Si era alguien nuevo sería imposible que conociera de la condición de Sara, tendría que explicarle y aquello era algo que Rebecca no haría por convicción propia. Además, el muchacho se veía que no podía ser perturbado por cosas tan simples. Tal vez realmente no le quedaba más que soportar su compañía en el vagón. Aunque a la hora de cambiarse a las túnicas definitivamente lo sacaría de ahí.

-Sólo para saber que no comparto el vagón con un enfermo mental...- Se dirigió al muchacho con equilibrada, de forma que le fuera difícil darse cuenta si lo decía en broma o la mala gana era en serio (y la verdad es que era enserio). -¿Quién eres, forastero? Nunca te había visto en el viaje.- El misterioso chico no podía negarse a identificarse, y por Merlín que Becca le sacaría una respuesta más larga que una monosilábica. -Dudo que seas un muggle que por error entrara al tren, pero debes de ser lo suficientemente nuevo para no saber que tu aparato dejará de funcionar una vez estemos cerca de Hogsmeade.- Explicó, señalando con la barbilla el bolsillo donde suponía se encontraba el discman.

Rebecca esperó por la respuesta del otro colocando el periodico doblado en su regazo y descruzando y cruzando nuevamente sus tobillos en una mímica de niña paciente. Ahora, mientras estaba concentrada en el otro podía escuchar, al menos de forma leve, la música del aparato. Le parecía conocida, pero la impresión era leve y su memoria no podía acertar en el recuerdo.
avatar
Rebecca Warwick
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 135
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Kirill Lebedev el Vie Abr 13, 2012 12:34 am

"'Cause we are the ones that want to play. Always want to go but you never want to stay."

Tenía las manos en su chaqueta azul. El frió en aquel lugar y en esas fechas no se comparaba en nada al de su país natal. En pocas palabras, no hacía el suficiente frió como para que el trajera una chaqueta, pero debajo de esta traía una camisa interior masculina en color oscuro, por lo que se justificaba. Su mirada estaba al frente y su cabeza recargada en el respaldo del asiento, la música seguía y alcanzó a escucharla nuevamente... a veces se preguntaba si realmente era su buen oído o la gente gritaba al hablarle.

"And we are the ones that want to choose. Always want to play, but you never want to loose."

Si era alguien nuevo ¿Qué le importaba? Hizo como que no la escucho. Al menos al principio. Suspiro cansinamente, fastidiado, la chica no tenía la culpa de que esta no le fuera una agradable experiencia -Kirill Lebedev- respondió y realmente pensó en dejar la respuesta ahí, pero volteo a ver a la chica para continuar -Alumno trransferrido- ahí estaba, su acento imposible de ocultar siendo tan nuevo en el país -Drumstrang- pronuncio perfectamente -Y saberrlo. Lo leí en Historría de Hogwarrts... perro si no tenerr música porr tanto tiempo, querrer disfrrutarrla hasta que pueda- quizás era eso lo que lo tenía de mal humor. -Perro veo que tu no dejarrme, así que decirr nombrre- igual no se saco los audífonos.

"Aerials in the sky when you lose small mind. You free your life."

avatar
Kirill Lebedev
Ravenclaw
Ravenclaw

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 05/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso/Golpeador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Rebecca Warwick el Lun Abr 16, 2012 12:50 pm

La acción cansina del otro le pareció infinitamente conocida. Era algo que ella hubiera hecho estando en el lugar del muchacho. Esto hizo que arqueara ligeramente una de sus finas cejas. Cuando dijo su nombre estuvo a punto de preguntar ‘¿qué clase de nombre es ese?’, pero por suerte su idiotez momentánea fue más lenta que la aclaración de Kirill. –Alumno transferido.- Repitió ella, como si de esa forma iba a terminar de comprender la situación del otro aunque realmente no era necesario porque el pesado acento era toda la prueba que iba a necesitar. –Durmstrang. No sabía que a estas alturas Hogwarts aceptaba estudiantes transferidos.- Dijo más para sí que para crear conversación.

Aquello era todo lo que necesitaba saber. Para sus adentros Rebecca maldijo la situación. No podía sacarlo del vagón, Kirill no parecía el tipo de persona que se amedrentara fácilmente con tontos tabúes. Enfuruñada, se cruzó de brazos y se dedicó a mirar hacia enfrente. La chica seguía sin bajar los pies del asiento de adelante.

Escuchó cuando el joven extranjero le explicó, en su particular forma de hablar, que ya estaba al tanto de lo que le ocurriría a su aparato electrónico tan pronto llegaran a Hogsmeade. Y luego agregó, de una forma no tan… agradable… su “curiosidad” por saber quién era ella. Curiosidad o simple etiqueta. Para ella hubiera sido mejor que siguiera interesado en su música.

Y hablando de música, en el tiempo en que no había esperado que el muchacho le contestase pudo concentrarse un poco más en la melodía que Kirill escuchaba en su discman. Luego de meditarlo había caído en el clavo del tema. Era de un grupo muggle. –Aerials…- Musitó, para después darse cuenta que lo que debió haber dicho era su nombre. –Digo, Becca…- Sacudió la cabeza, ¿qué diantres le sucedía? –Rebecca Warwick.-
avatar
Rebecca Warwick
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 135
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Kirill Lebedev el Jue Abr 19, 2012 6:41 pm

La cabeza del ruso giro bruscamente hasta la chica que, si había escuchado bien, había dicho el nombre de la canción que estaba escuchando. Espero ansioso a que dijera algo que tuviera que ver con la música pero en lugar de eso dijo un apodo, Kirill alzó una de sus pobladas cejas y solo entendió que pasaba hasta que escucho el nombre de la chica. Sonrió por primera vez desde que había entrado al tren, al mismo tiempo que reía. Ese era el verdadero Kirill. -Y serr yo el extranjerro- dijo entre sus carcajadas, algo burlón, aunque sin ser completamente molesto, todo dependía de como se lo tomará la chica.

Con la risa, Kirill ya se sentía más relajado, era como si un peso que traía en los hombros se le hubiese esfumado. Realmente se sentía con mejor animo.

-¿Cómo prronunciarrse? ¿Guarr... Guarrick?- se había bajado los audífonos, podía seguir escuchando la música, solo que en un tono más apagado y lejano. Al ver la posición de la chica se hundió de hombros y la imitó, subiendo también los pies al asiento contrario, si a alguien se le ocurriera entrar no podría caminar dentro.
avatar
Kirill Lebedev
Ravenclaw
Ravenclaw

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 05/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso/Golpeador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Rebecca Warwick el Sáb Abr 21, 2012 8:15 pm

¿Acaso podría considerarse una suerte el poder aparentar una falta de reacción? Si hubiera sido otra persona de seguro se hubiera sentido humillada, habría perdido la compostura y puesto tan roja como un tomate por haberse convertido, sin querer, en el chiste de su interlocutor. Se sentía incomoda, más su exterior no lo reflejaba. Sí, Rebecca podía considerarse afortunada en aquel sentido. Apenas apretó los labios en un intento de sonrisa forzada como diciendo que le daba la razón, era muy gracioso.

Cuando escuchó su apellido de labios del extranjero, arrugó su rostro. Su reacción era como si le hubiera lastimado escucharlo. Particularmente no es que fuera una demente orgullosa obsesionada de sus raíces y familia, eso se lo dejaba a Sara, pero aquello era demasiado. –Tu acento es muy fuerte.- Le dijo en forma de crítica, como si fuera culpa del muchacho y lo estuviera haciendo a propósito. –Tus ‘erres’, ugh… si te digo que me llames Rebecca apuesto a que sonará aún peor.- La castaña le dedicó una mirada de apreciación de reojo. A estas alturas era obvio que compartirían el compartimiento durante todo el viaje, así que tenía que buscar la forma de que se interesara nuevamente en su música o buscarle una forma fácil en que pudiera llamarla sin que sonara hiriente a su oído o ridículo.

-Mejor llámame Becca.- Se sentía un poco rara al darle permiso a un extraño de llamarla por su apodo, aunque muy pocas personas la llamaban así. Y aunque lo hacían por comodidad para no llamarla por su nombre completo, igual sentía el permiso como una intromisión muy grande. Sin embargo era muy tarde para dar vuelta atrás. Lo mejor era tratar de ignorar la sensación.

La melodía que escuchaba el alumno transferido en su aparato muggle había terminado. La atención de la muchacha se volvió al pequeño auricular que le colgaba en el pecho. No era fan de los inventos muggles, pero no podía negar que algunos le parecían bastante interesantes y convenientes. -¿Vienes de una familia muggle? Conozco pocos magos que escuchen a System of a Down.-

avatar
Rebecca Warwick
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 135
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Kirill Lebedev el Mar Abr 24, 2012 1:38 am

La verdad es que Kirill si se sintió un poco ofendido por las palabras de la castaña en cuanto a su acento. Mordió su labio inferior por el interior mientras fruncía su ceño poblado, no estaba molesto pero si un poco avergonzado. Sabía que su ingles era pésimo, también sabía que se burlarían de ello, por eso había evitado hablar a toda costa, pero esa muchacha lo había obligado y ahora se burlaba. Le parecía que era poco considerada y también empática, sin dejar de ser grosera. Si pudiera hablar en su idioma natal y hacerse entender, seguro ya e lo hubiera dicho, la sinceridad era algo muy presente en el soviético.

-Tenerr trres semanas solo en aquí, perrdona no ser perrfecto- de hecho no pudo quedarse callado y lanzó el comentario con sarcasmo –Ahorra solo parra molestarrte llamarrte Rrebecca- sonrió con un toque burlón y otro de malicia. Lo decía en serió, le importaba poco sonar ridículo si a cambio se vengaba un poco de la castaña.

Suavizo su gesto facial al escuchar la pregunta de la chica. “Es cierto…” pensó “…dijo el nombre de la canción”. Sus audífonos sonaban ahora con música menos pesada, a lo lejos se podía escuchar a Michael Jackson cantando Smooth Criminal. Kirill no podía evitar mover alguna parte de su cuerpo al escuchar esa canción, después de todo Michael Jackson era su ídolo y solía imitar sus bailes en la medida de lo posible. –No, abuelos serrlo.- respondió a la duda de la chica, no le gustaba profundizar en sus padres. -¿Tú?- preguntó, aunque se imaginaba la respuesta.
avatar
Kirill Lebedev
Ravenclaw
Ravenclaw

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 05/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso/Golpeador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Rebecca Warwick el Mar Abr 24, 2012 8:40 pm

Sin ni siquiera intentarlo descubrió que el muchacho tenía menos de un 1 mes en el país, pero lo más interesante era que estaba solo. Si estaba por su cuenta, ¿qué estaría buscando tan lejos de casa? Pero el intento de conversación entre ellos no era un interrogatorio, así que lo mejor era reservarse el comentario. Becca puso los ojos en blanco cuando Kirill le dijo que de igual forma la llamaría por su nombre. –Has lo que quieras. Si me molestas mucho me harás más fácil el proceso de aprender a ignorarte.- Respondió, aunque no estaba completamente segura si sería capaz de ignorar al chico de intercambio. Normalmente las personas dejaban de hablarle o de dirigirle sonrisas luego de escuchar sus comentarios faltos de educación (no se mentiría, sabía que la mayoría de veces era grosera con los demás); pero ahí estaba él, tal vez un poco enfuruñado, pero sonriendo a medias e intentando continuar con el intercambio de palabras.

-Ah, tus abuelos.- Musitó, asintiendo levemente como para que el otro comprendiera que lo había escuchado. La pregunta sobre su familia no se hizo esperar; aquello siempre resultaba como un macabro juego de ping pong, donde una vez se comenzaba con el tema el otro también debía de revelar información sobre sí mismo. –Mis padres son magos. Toda mi familia lo es.- Era complicado encontrar una forma para decir que su sangre era pura sin sonar… bueno, sin sonar clasista. –Pero toco el piano, y a veces he competido contra pianistas muggles en recitales.- Luego agregó encogiéndose de hombros. –Supongo que recogí unas cuantas cosas durante mis experiencias.- Respondió sin que le hicieran el cuestionamiento de cómo alguien como ella podía saber de grupos musicales no mágicos.

Sentía las manos tensas, así que sin pensarlo hizo crujir sus dedos. Solía sentir un alivio inmediato cuando lo hacía, aunque no sabía por qué se tensaban de esa forma en primer lugar. –Como sea, *Kirill*…- Enfatizó en el nombre de pila del muchacho. -… estás lejos de casa y tus abuelos no vinieron contigo. ¿Qué te trae a Hogwarts? ¿Te expulsaron de Durmstrang?-
avatar
Rebecca Warwick
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 135
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Kirill Lebedev el Vie Abr 27, 2012 1:11 am

El muchacho extranjero soltó una risotada, no parecía que hace apenas unos instantes se hubiera molestado, pero esa era otra de las características del ruso: siempre mantener una sonrisa. La razón por la que reía era por el comentario acerca de ignorarlo, la chica iba tener eso muy difícil, el muchacho llamaba la atención, como decía su abuela, había nacido con una chispa social. –Tú no poderr ignorrarr a yo.- sonrió con un deje de soberbia –Serr imposible- se hundió de hombros, como si se estuviera disculpando de ello.

La chica podía ser todo lo grosera que quisiera, en su país Kirill tenía un amigo al que llamaba Alez con Z que era el hombre más insoportable que conocía hasta el momento y aún asi era su mejor amigo. El nuevo Ravenclaw estaba seguro de que después de él, no habría nadie que lograra molestarlo de verdad o caerle lo suficientemente mal como para dejarle de hablar. Por lo que si en determinado momento esos dos dejarán de hablarse, no sería culpa de Kirill, por el no quedaría.

La respuesta de Becca no le sorprendió, de hecho era la que esperaba, pero no le molestaba. El no tenía nada en contra de los puros a menos que ellos tuvieran un problema con los muggles. No soportaba a esa gente que despreciaba a los seres no mágicos solo por nacer sin magia, no era su culpa. Sin embargo, lo que llamó su atención fue escuchar acerca de que tocaba el piano –Entenderr…- asintió –Yo tocarr también y varrios más.- sus abuelos se habían esforzado por fortalecer sus dotes musicales –Un día tu y yo hacer rdueto ¿Qué tal?-

Negó en cuanto la chica se trono los dedos –Te darra arrtrritis y no poder tocarr más.- le regaño, un antiguo maestro de música le había pegado esa idea. Alzó la vista hasta ella y negó nuevamente –Mis abuelos si venirr, vivirr en Londrres- explica y sonríe, riendo de nuevo –No ser fácil ser expulsado en Drumstrang… aunque estuvierron a punto de, los prrefectos no aprreciarr mi música- suspiro, tornándose un poco serio, hasta el momento no hacía tenido que hablar de ello con nadie y realmente no quería –Mis abuelos querrian cambio de ambiente, también querrian visitarr a papás que vivirr aquí.- obviamente decía todo a grandes rasgos. No le iba a decir que sus padres eran unos ex mortifagos y que vivían en Azkaban, aunque estaba seguro que su apellido tarde o temprano lo delataría.
avatar
Kirill Lebedev
Ravenclaw
Ravenclaw

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 05/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso/Golpeador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Rebecca Warwick el Vie Abr 27, 2012 9:05 pm

Ya no había vuelta atrás. Verdaderamente había entablado una conversación con un extraño. Y no sólo eso: una conversación que todavía seguía en pie. Claro, todo el empeño lo estaba poniendo el muchacho con su actitud sumamente positiva. Nada parecía molestarlo muy seriamente. Becca estaba segura que estaba haciendo todo lo que normalmente acostumbraba, así que el motivo para tan bizarro evento definitivamente debía de ser cosa del ruso. Casi era una lástima que no hubiera ni un solo testigo que pudiera testificar sobre el asunto más adelante. Casi.

Becca dejó escapar un bufido. -¿Qué? ¿Acaso eres mitad veela? ¿Usarás tus encantos mágicos sobre mí?- Cuestionó la castaña de forma sarcástica. Al parecer el ruso tenía su ‘je ne sais quoi’, no todo en él era bondad y mariposas. Había un lado que se inclinaba, aunque fuera ligeramente, al narcisismo. Ya que verdaderamente estaban conversando (Becca necesitaba repetirse aquello varias veces, todavía se le dificultaba creerlo), decidió adoptar una posición más acorde a la actividad. La serpiente bajo los pies del asiento de enfrente y se movió lo suficiente para sentarse sobre su costado izquierdo, dándole la cara a Kirill. De igual forma volvió a adoptar una pose más apropiada para estar en su casa que en un tren público: flexionó su pierna izquierda de forma que esta descansara sobre el asiento, asimilando una media posición india, y finalizó cruzando su pierna derecha por encima haciendo que existiera al menos unos 3 centímetros de distancia entre la punta de su pie y el suelo del vagón. -¿O simplemente me estás retando?- Al tenerlo enfrente, aprovechó para invadir el espacio personal del chico acercando su rostro al de él para mirarlo directamente a los ojos.

Claro, eso no iba a funcionar. Kirill era alguien extraño. Aunque intentara hacerlo sentir incómodo, algo le decía a la chica que el muchacho no retrocedería, y estaba completamente segura que permanecería sin moverse. Arrugó ligeramente su entrecejo y dejó que sus ojos se pasearan brevemente por el rostro del otro, buscando una reacción que nunca llegaría. Al final de cuentas se apartó, cerrando los ojos en el proceso y dejando escapar un suspiro. –Igual dije que aprendería… si me provocas.- Lo necia jamás se le quitaría.

Le escuchó decir que también era músico y la proposición de tocar juntos alguna vez. Aún con los ojos cerrados, y ahora masajeándose el cuero cabelludo con la yema de los dedos, pensó que nunca había hecho dueto con nadie. La idea no le atraía, veía que su estilo podía ser fácilmente… corrompido. Su música era privada. Pero hizo gesto de que lo consideraría. Le señaló lo que sus tutores le habían dicho un millón de veces sobre sus dedos, al parecer jamás escaparía de ese argumento. También le escuchó hablar sobre sus padres… algo de que ellos ya estaban aquí en Londres. Que extraño… -Así que tus padres ya vivían aquí. ¿Desde cuando? Tu apellido no me parece conocido.- No es que fuera una mariposa social, pero podía reconocer a varios miembros de la comunidad mágica nacional e internacional que residían en Londres. De alguna u otra forma siempre terminaban siendo invitados a las fiestas que organiza su madre.
avatar
Rebecca Warwick
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 135
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Kirill Lebedev el Sáb Mayo 05, 2012 12:53 am

Se carcajeo un poco, nunca le habían respondido cuando había tenido la oportunidad de hacer ese comentario. Se estaba dando cuenta de lo “creativa” que era la muchacha y el apreciaba mucho eso en las personas, tenía una especie de fetiche con lo llamativo, fuera de lo común u original. –No, yo serr simple humano- dice con una humildad que no iba a acorde con su soberbia anterior -Perro yo saberr de lo que hablarr. De nada serrvirr retarrte si ya saberr que no poderr tu ignorrarrme.-

Noto que la chica tomo una posición más cómoda que la anterior, el se quedo en la misma, si acaso resbalo un poco sobre el asiento para sentirse más cómodo. Al final decidió apagar el aparato muggle, las cosas en el camarote iban mejor, la charla no era desagradable, no podría volver a escuchar música en un buen de tiempo, pero por las venas le corría la música y con eso le bastaba, solo esperaba que Hogwarts tuviera algo en lo que pudiera tocar… o bien podría hacer como en Drumstrang: cantar a capela por los pasillos.

La chica empezó a hacer algo curioso, era algo parecido al luego de las miradas, donde perdía el que parpadeaba primero. Kirill lo tomo como aquel juego y decidió no parpadear y solo observar el rostro de la chica, sus facciones eran sencillas, pero había algo en ella que la hacía llamativa, era una especie de belleza taciturna. –No podrras.- el también era terco.

Aunque ella había apartado la mirada él seguía observándola, los gestos que hacía con el rostro y sus manos le dieron una idea muy vaga de lo que pensaba en cuanto a su proposición –Erres una artista solitarria ¿Ah?- asevero, no se sentía ofendido, igual tendría que enseñarle las ventajas de hacer música en “grupo”, así como Alez y Pasha le enseñaron. Porque el fue un artista solitario en su momento.

-Casi siete años- respondió torciendo la boca, como detestaba hablar de sus padres y sabía que entre más información diera más pronto se enteraría, por una parte le gustaría que la chica se enterara de una vez, así dejaría de preguntar, pero había prometido a sus abuelos que intentaría ser discreto en cuanto al tema. Esperaba que la chica no conociera a la familia de su padre, la cual era famosa por sus vanos intentos de mermar a los muggles, además de su alto nivel socioeconómico –Quizá no conocerrles por que ya no salir mucho- se hunde de hombros -¿Tus padrres que ser?
avatar
Kirill Lebedev
Ravenclaw
Ravenclaw

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 05/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso/Golpeador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Rebecca Warwick el Dom Mayo 06, 2012 7:12 pm

‘¿Por qué? ¿Por qué te crees tan interesante?’ Eso era lo que quería preguntarle, pero era contraproducente. Verdaderamente debía de tener algo porque de alguna forma la estaba inspirando a hablar… y no se sentía tan incómoda como lo habría imaginado. Sólo por eso, en aquel instante, lo odió un poco. Rebecca dejó escapar un resoplido. –¿Solitaria? Bueno, si debes de darle un por qué, esa es una buena respuesta.- Desde que tenía uso de razón sólo habían sido ella y su tutor, y luego todos esos chiquillos en las competencias a quienes tenía que aplastar con su talento. Jamás se había cruzado con nadie que pudiera ir a la par con ella, ni tampoco que se ofreciera para intentarlo. La castaña se había ocupado demasiado en subirse en la cima de un pedestal para pensar que podría haber otros que les gustaría estar ahí con ella. –¿Qué puedes hacer para convencerme a poner un asiento en mi mesa para uno?-

Muy a su pesar, dejó que en sus labios se dibujara una media sonrisa a la vez que su mirada se suavizaba un poco. Se sintió extraña y fuera de lugar al hacerlo ya que nadie la había visto con una expresión que bien pudiera ser consideraba ‘simpática’; tal vez Sara, y eso era sólo en muy extrañas y privadas ocasiones. Por unos breves, brevísimos segundos, se preguntó cómo sería la reacción de la licana si estuviera presente. ¿Le daría lo mismo o se sentiría igual como se sintió ella durante el encuentro en la zona muggle durante el verano? Probablemente esa era la llamada para indicarle que sólo tener a Sara no era lo más saludable. Después de todo, su compañera tenía a otros además de ella.

-A ver…- Hizo rodar sus ojos para que sus orbes se fijaran en el techo del compartimiento, buscando en su mente alguna respuesta para dar. –Ellos son ricos.- Luego se encogió de hombros. –Vivo con ellos, pero ni idea de qué hacen. Sólo sé que realizan varias fiestas y eventos desde que tengo uso de razón. Se dedican a hacer fiestas, ja…- Mientras hablaba buscaba en su memoria fiestas en donde la comunidad mágica internacional hubiera estado presente. Si tenían siete años debieron de asistir al menos a una. –Lebedev… Lebedev…- Musitaba para sí. –Siete años… Eso quiere decir que estuvieron aquí cuando… bueno, cuando todo el asunto del Señor Oscuro. Muy mal momento para venir. De hecho, creo que hasta hace exactamente 5 años el turismo mágico había estado estancado y nadie se atrevía a entrar a Reino Unido a menos que fuera completa y rotundamente necesario. Mi padre solía decir…- Aquí cerró la boca automáticamente. ‘Solía decir que los únicos que entraban al país eran los seguidores del Señor Tenebroso en el extranjero’. –Él decía que en aquel entonces era muy difícil forjar relaciones de confianza con otros magos porque nunca sabías lo que estaban pensando o planeando.- El muchacho había evitado entrar muy de lleno en el tema, pero al menos se daría cuenta de su sospecha en la forma en que fuera a dar su próxima respuesta.
avatar
Rebecca Warwick
Slytherin
Slytherin

Mensajes : 135
Fecha de inscripción : 08/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Kirill Lebedev el Vie Mayo 18, 2012 10:21 pm

Una sonrisa se asomo en el rostro del ruso, esa parte que ciertamente no había heredado de sus abuelos y de la que no era muy consiente se asomaba en esa sonrisa pretenciosa que le salió con una naturalidad propia de él –No nececitarr hacerr nada- la seguridad con la que hablaba seguro lo hacía ver como un chico pedante –Tú sola pondrrás mesa de dos. Perro si tenerr que decirr algo solo bastarr con que verr mi talento.- y lo era en cierto sentido, el problema es que era tan agradable al tratar a las personas que era difícil odiarlo.

-Tenerr sonrrisa bonita, hacerrlo más seguido- observo con sinceridad a la otra chica. El muchacho ya se le había olvidado la “pena” que le daba no dominar aún el idioma, aún con el pequeño altercado que había tenido con la muchacha casi al principio, donde le hizo notar sus fallas. Estaba sintiéndose más a gusto de lo que esperaba, al menos con la chica. Se pregunto en qué año iría o en que casa estaría. Pensó que debía preguntarle, pero antes debía escuchar lo que tenía que decirle.

Realmente no le sorprendió mucho que la chica no supiera que hacían sus padres, la mayoría de la gente rica estaba muy ocupada para sus hijos,. Cuando el vivía con los suyos no sabía a qué se dedicaban, de hecho se entero hasta que supo que fueron capturados. Desafortunadamente no había logrado salir del tema de sus padres, la chica parecía empeñada en saber que era de sus padres ¿Para qué? –Estoy segurro que mis padrres no irr a fiestas de tus padrres.- lo sentía por sus abuelos, pero la chica era muy persistente, no podía huir de ella estando en un tren –Estarr muy ocupados buscando a su temnyĭ Lord- las últimas palabras las dijo en su idioma natal, esperando que la chica comprendiera, no era muy diferente al ingles. Si lograba comprender, Becca sabría que sus padres eran mortifagos –Si querrer saberr más de ellos sacarr cita en Azkaban.-
avatar
Kirill Lebedev
Ravenclaw
Ravenclaw

Mensajes : 77
Fecha de inscripción : 05/02/2012
Empleo /Ocio : 7mo Curso/Golpeador

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mi puerta se abre hacia afuera

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.